Justicia Social pasó de ser un colectivo de abogados a una plataforma para Álvaro Noboa

Hace varios años, un grupo de abogados que quería participar en política decidió formar el Movimiento Justicia Social (MJS, lista 11), que ahora pugna por aparecer en la papeleta de los comicios del 2021 con Álvaro Noboa como su candidato presidencial.
Manuel Castilla, quien fue su director desde el inicio hasta septiembre de este año, cuenta que los integrantes tenían poca o ninguna experiencia en política. En esa lista estaba la pareja de abogados Pamela Martínez y Jimmy Salazar.
Martínez fue asesora personal del expresidente Rafael Correa, y luego, por nominación de este, llegó a ser jueza constitucional; ahora está en la cárcel cumpliendo una sentencia por el caso Sobornos 2012-2016, que también alcanza a Correa y a otros de sus funcionarios. Mientras que Salazar es investigado por supuesto tráfico de influencias como presidente del Colegio de Abogados del Guayas.
Su primera participación electoral se dio en las seccionales de marzo del 2019, en las que alcanzaron tres alcaldías: Loja, Antonio Ante (Imbabura) y Archidona (Napo). Salazar participó por la Prefectura del Guayas, pero no ganó.
En julio pasado, la Contraloría General emitió un informe definitivo en el que advirtió que Justicia Social y otras tres agrupaciones mostraban irregularidades en las firmas que presentaron para registrarse; y recomendó al Consejo Nacional Electoral (CNE) eliminarlo, algo que para Castilla no tenía sentido, porque ya había participado en comicios y eso quería decir que había cumplido con los requisitos.