No se permitirán viudas ni disfrazados que generen aglomeraciones en Quito

Este será un fin de año sin fiesta, sin juegos pirotécnicos iluminando la noche, y sin que la vecindad se reúna en medio de la calle a quemar el monigote. La razón: preservar la vida.

El covid-19 obligó a las autoridades locales a incrementar las restricciones durante las festividades de diciembre para evitar que el número de contagiados aumente y el Sistema de Salud Público colapse.

Según la Secretaría de Salud del Distrito, usualmente, luego de los feriados, se registra un pico en los enfermos y se saturan las camas en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Más aún en diciembre, que por naturaleza tiene un carácter familiar que llama a las reuniones, a los abrazos y al contacto.

Una de las primeras medidas fue prohibir la venta de la pirotecnia, y retirar temporalmente la licencia de funcionamiento a las empresas que se dedican a su fabricación.

La Agencia Metropolitana de Control (AMC) realiza operativos para retirar ese tipo de material . Estefanía Grunauer, supervisora de la entidad, indicó que más de 15 000 elementos pirotécnicos fueron retirados del Centro Comercial Ipiales Mires, ubicado en el Centro Histórico. Paralelamente, se clausuraron dos locales que se encontraban incumpliendo con la normativa vigente que establece la prohibición de la comercialización y venta de este tipo de material en el Distrito.

La venta de pirotecnia en locales recibirá una multa que puede ir de 9 a 15 Salarios Básicos Unificados (SBU), mientras que la venta en la calle, una multa de USD 100. Y en ambos casos se decomisará la mercancía.

“En estos momentos apelamos a la responsabilidad y conciencia ciudadana para el cumplimiento de las disposiciones de seguridad. Nosotros seguiremos trabajando incansablemente por el orden y control de la ciudad”, dijo Grunauer.

La quema de monigotes también está prohibida en el espacio público. La Resolución 095 de Alcaldía prohíbe esa actividad así como la utilización o combustión de globos con material inflamable en los bienes de dominio y uso público. Los infractores recibirán una multa de USD 100 y de USD 200 si son reincidentes.

Las viudas y disfrazados también están prohibidos. Grunauer explicó que la normativa municipal señala que el cierre de vías o la instalación de casetas o puestos de control en el Distrito sin que exista una emergencia comprobada, será sancionado con una multa de USD 500.

La Secretaría de Seguridad, por su lado, indicó que los agentes realizarán controles para verificar el buen uso del espacio público con el objetivo de evitar aglomeraciones y actividades que conlleven cierre de vías.

La entidad recordó que están prohibidos los espectáculos públicos en el Distrito Metropolitano, y que, los desfiles o puntos de concentración de disfrazados y viudas, son considerados espectáculos. Mantendrán controles en horarios rotativos en las nueve administraciones zonales. La multa por ocasionar una aglomeración es de USD 100.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *