Coronavirus en Guayaquil: Reorganización preventiva en la ciudad, necesaria y urgente, dicen médicos locales.

Son más de siete eventos en que se visualiza una extrema movilidad de personas en las próximas semanas, y en que Guayaquil debe reorganizarse de forma inmediata para evitar un nuevo repunte de contagiados y enfermos de COVID-19 que desencadene nuevos fallecimientos en la urbe.

Para “contener” estos acontecimientos la alcaldesa Cynthia Viteri explicó que se viene algo “muy duro” en Guayaquil. “Nos volveremos a encuartelarnos para que la ciudad siga funcionando”, advirtió Viteri.

Ella explicó que si en un solo feriado hubo un repunte, el cual ya fue controlado, hay que imaginarse lo que se viene. “Se vienen compras navideñas, se viene Navidad, la venida de los ecuatorianos que vienen del exterior, se viene Año Nuevo, se viene campaña y se vienen las elecciones. Eso ocasiona una alerta tremenda en el equipo médico; tenemos que incrementar nuestra vigilancia y poner más medidas. Pero aquí sin ayuda de la ciudadanía ningún esfuerzo va a ser posible”, alertó la alcaldesa.

El coordinador zonal 8, doctor Francisco Pérez, coincidió en que el deber de la ciudadanía es fundamental para evitar nuevos casos de COVID-19. “Hay una endemia recurrente. Los casos los vamos a seguir teniendo. Hay un pequeño aumento, luego disminuye. A los países del primer mundo les ha tocado fuerte la última semana, nosotros no estamos exentos de eso y dependerá mucho de la ciudadanía. Es responsabilidad de nosotros y de la ciudadanía, si no se cuidan puede haber el aumento”, manifestó Pérez y aseguró que al momento se mantiene la situación controlada.

Por su parte, Viteri indicó que ya hay un plan coordinado para evitar aglomeraciones en la Bahía y en otros sectores. “Para que la gente no se desplace hasta la Bahía se van a abrir plazas en diversos sectores de la ciudad”, dijo y agregó que ha conversado con las diversas cámaras para coordinar horarios de ingreso y salida modificados para trabajadores, para disminuir riesgos de nuevos contagios.

Estas medidas serán anunciadas el lunes en una nueva sesión del COE cantonal; sin embargo, en sectores como la Bahía y el empresarial ya están a la expectativa de resoluciones por el bien de la ciudad.

Celia Cellán, comerciante de la Bahía hace 17 años, comentó que ven de forma positiva este anuncio, ya que la salud va por encima del comercio.

“Si vemos que la Bahía sigue así como está hasta ahora tendremos que irnos a nuestra casa a cuidar nuestra salud. Aquí siguen llegando personas sin mascarilla, nosotros les vendemos las quirúrgicas a $ 0,25 cada una o cinco por $ 1 y llevan para su semana. También hay las telas antifluidos. No hay excusas, pero muchos no entienden”, lamentó.

La doctora Gabriela Arana explicó que, sin irse muy lejos, en los centros comerciales es evidente la aglomeración de personas desde miércoles a domingo. “Me tocó ir al supermercado de El Dorado y era una cosa de locos. Parecía Navidad sin COVID-19. Los lugares de comida estaban repletos. Si empresarios no respetan el aforo y la ciudadanía no se cuida no va a haber ciudad en que alcancen las camas con estos nuevos feriados. Diciembre es pura fiesta, si no nos ponemos estrictos ya, se nos viene algo como marzo”, alertó.

El epidemiólogo Johnny Real explicó que controlar al sector informal de la Bahía es un punto clave, ya que en muchos locales formales sí se cumplen las normas y muchas veces pagan justos por pecadores. También se aconseja no salir con toda la familia de compras, peor con niños pequeños, que muchas veces los llevan sin la mascarilla.

El tema de los cambios de horarios para los diversos trabajadores es otro punto que ven de forma positiva los médicos. Con esta medida se evitará que más colaboradores se encuentren en una misma jornada, mientras que las personas vulnerables se mantendrán solo con teletrabajo como medida preventiva. (I)

MSP reporta 189.534 casos de covid-19

El Ministerio de Salud Pública (MSP) informó este viernes 27 que los casos confirmados de COVID-19 ascienden a 189.534. Los fallecidos relacionados al COVID-19 suben a 13.358 (42 más que el pasado jueves): 8.927 decesos confirmados por causa del virus y 4.431 probables.

El doctor Francisco Pérez, coordinador zonal 8, explicó que Guayaquil, Durán y Samborondón se han mantenido con el mismo nivel de contagios. “No hemos visto un aumento considerable de casos. Vemos que hay una endemia recurrente. Nos mantenemos en una línea de control. En los hospitales nos mantenemos con una disponibilidad de camas en hospitalización del 75% y en cuidados intensivos del 20%”, explicó el doctor.

Añadió que en el hospital Abel Gilbert hay 34 ventiladores mecánicos disponibles, en el Guasmo Sur hay 37, en el Monte Sinaí hay 20 ventiladores que pueden estar disponibles para la atención de pacientes COVID-19.

Los fallecidos va a haber. Como digo, es una endemia recurrente, fallecidos va a haber ahora y después de la vacuna; sin embargo, será muchos menos que cuando empezó la pandemia. Esos pacientes que fallecen son personas, en su mayoría, que estuvieron 20 o 30 días en terapia intensiva”, indicó Pérez.

Él detalló que lo principal ahora es la prevención del contagio y que se realiza con mucha prevención como la restricción del aforo, evitar las fiestas con muchas personas, usar la mascarilla, tomar el distanciamiento respectivo y usar de forma frecuente alcohol o gel antibacterial.

Pérez añadió que también se aumentarán los controles en el aeropuerto, debido a la mayor cantidad de viajeros que se esperan en diciembre. “Hay que cuidarse mucho; talvez uno porque es joven piensa que es leve, pero para un adulto mayor puede ser mortal. Hay que cuidarse y cuidarlos”, aconsejó el doctor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *