Estudiantes y padres de familia expusieron dudas sobre Examen de Acceso a la Educación Superior.

La Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) realizó el mediodía de este lunes un conversatorio con autoridades del área educativa, en el que respondieron dudas sobre el proceso de admisión a la educación superior.

A lo largo del proceso, padres de familia y estudiantes han reportado fallos y múltiples cuestionamientos sobre la plataforma y el Examen de Acceso a la Educación Superior (AES).

A pocos días de la prueba, una madre de familia expuso que, de las 80 preguntas del simulador, solo 15 se guardaban como contestadas.

Mientras que otro estudiante expresó que el sistema es ineficiente y que el simulador se cae muchas veces.

Sobre el tema, la subsecretaria de Acceso a la Educación Superior, María Fernanda Maldonado, replicó que hasta el momento el mayor problema con la plataforma es que el 90% de los alumnos olvidan su contraseña y no revisan bien su correo para la recuperación.

Asimismo, Maldonado señaló la obligatoriedad de que los alumnos tengan encendida la cámara al momento de rendir la prueba y que la plataforma cuenta con un sistema de seguridad para detectar plagios e intentos de copia.

“Los sistemas de seguridad nos permiten detectar si hay una persona extraña al lado ayudando. Eso es un acto de deshonestidad académica que no se puede permitir”, declaró la subsecretaria en el Live.

Durante el desarrollo del examen no se va a requerir de micrófono y los estudiantes pueden tener lápiz y papel donde realicen sus cálculos.

El examen AES conforma el 60 % de la nota con la que los chicos podrán postularse para las carreras que ofrece el Sistema Nacional de Nivelación y Admisión. El porcentaje restante será de los antecedentes académicos del solicitante.

La funcionaria explicó que además la población vulnerable tiene puntos adicionales por la acción afirmativa, ideada para romper con la inequidad social y diferencias educativas, entre otros aspectos.

Marina Sotomayor y Tyta Rodríguez, presidentas de las FEUE de la Universidad Técnica de Machala y de Babahoyo, respectivamente, se mostraron preocupadas por el recorte presupuestario admitido por la Corte Constitucional.

Para el secretario de la Senescyt, Agustín Albán, las universidades deberán priorizar y reducir los gastos para que no exista alguna afectación a los alumnos de las estatales.

Albán ofreció apertura en otro espacio para poder conversar sobre la construcción de un nuevo presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *