En Quito unos 30 pacientes al día esperan cama en UCI.

El 35 % de positividad hay en Quito para coronavirus de acuerdo con la Secretaría de Salud del Municipio capitalino.

“En estas últimas dos semanas hemos visto una pequeña desaceleración, que no quiere decir que ya haya pasado la pandemia, pero sí hemos visto algo menos de reporte de casos positivos”, expresó Francisco Pérez, de esa entidad local.

Menor demanda

Agregó que también hay una baja en la lista de espera para hospitalización, pero aquello lo atribuyó a un aumento del número de camas.

Indicó que desde el 15 hasta finales de agosto, en hospitales del IESS se incrementaron 130 camas de hospitalización. También, el Centro de Atención Temporal Quito Solidario, habilitado por el cabildo, pasó de 100 a 170 camas y algunos hospitales del Ministerio de Salud aumentaron la disponibilidad de camas.

Sin embargo, en promedio, afirmó, hay al menos 30 a 35 pacientes diarios en lista de espera para camas de unidades de cuidados intensivos (UCI).

La Secretaría de Salud del cabildo estima que en agosto hubo el 127 % de exceso de mortalidad. Según el Registro Civil, en agosto hubo en Quito 2217 fallecidos.

Desde el pasado 17 de julio se intensificaron los controles en Calderón, Cotocollao, Belisario Quevedo, Centro Histórico, La Magdalena, Chillogallo y en Guamaní, parroquias donde se presentaban altos niveles de incumplimientos ciudadanos. Y estos, a su vez, vinculados al número de contagios.

Pérez señaló que a partir de la tercera semana de agosto comenzaron a bajar los casos, en proporciones pequeñas, de 10 casos semanales o menos.

Pero, en la parroquia de Chimbacalle, que no estaba en esa priorización, los contagios aumentaron y superó, por ejemplo, al Centro Histórico.

De acuerdo con el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial, en el Centro Histórico hay 874 casos y en Chimbacalle, 926 positivos.

Además, sostuvo Pérez, hay un pequeño repunte de casos en Nono, Lloa, Chavezpamba, Atahualpa, parroquias rurales donde han ido brigadas móviles y se han hecho testeos.

Rodrigo Henríquez, docente investigador de la UDLA y quien integra ese proyecto, dijo que se han visitado hasta el momento cinco parroquias rurales. Estimó que entre el 20 al 30 % de la población se ha infectado de COVID-19.

Pérez dijo que cualquier tipo de flexibilización de medidas conlleva un aumento de casos, en referencia a que el estado de excepción no será renovado. “Esto dice la epidemiología. Esto dice la evidencia. Esto es lo que estamos viendo en otros países”, expresó Pérez.

Agregó que elaboran un plan de acción para que se cree una normativa, que ayude, en el marco de las competencias municipales, a controlar los casos de COVID-19.

Así, dijo, la Secretaría de Salud recomendará que se mantengan las prohibiciones de reuniones en los espacios públicos, los eventos que convocan a más de 25 personas, el 50 % de aforos de centros comerciales, mercados, comercios; seguir con el uso obligatorio de la mascarilla y del distanciamiento social; y que se mantenga el aforo del 50 % en el transporte público. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *