Clases gratuitas de defensa personal para mujeres se dictan en nueva academia.

Una demostración de habilidades dejó a los asistentes asombrados al ver cómo incluso una niña de 7 años era capaz de hacer una llave y escapar de un ataque de otra persona.

Así se vivió este lunes la inauguración de la primera academia municipal de artes marciales exclusiva para mujeres que funcionará en el parque Puerto Lisa, en el suburbio.

Las menores que participaron de la demostración han entrenado desde diciembre con la vicecampeona de karate Ruth Torello, quien está a cargo de la escuela y en su casa adecuó un espacio para empezar a desarrollar este proyecto.

La deportista contó que en el centro, donde hay un piso de tatami, baños y casilleros, se podrá entrenar a diez niñas o mujeres cada hora.

Incluso habrá horarios especiales para personas con discapacidades, aseguró la alcaldesa Cynthia Viteri, quien destacó que más de 50 femicidios se han registrado este año, al menos 13 de ellos en la provincia del Guayas.

“La idea es que las mujeres sepan cómo defenderse y estén preparadas ante cualquier tipo de ataque. No queremos generar violencia, sino que estén preparadas para defenderse a sí mismas y a sus hijos”, dijo la alcaldesa tras cortar la cinta.

En los próximos meses, agregó Viteri, se construiría otra academia en el norte de Guayaquil, pero aún no se sabe si en Mucho Lote o Monte Sinaí.

Actualmente hay 80 alumnas inscritas, pero el centro ubicado en el suburbio tiene capacidad para recibir a 250 alumnas, pues las clases serían de lunes a Sábado.

La entrenadora y el Municipio están organizando los horarios y las primeras clases para realizar las prácticas de karate sin violar las medidas de bioseguridad impuestas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Según Torello, las primeras clases de defensa personal podrían realizarse de forma virtual sin problemas.
Quienes quieren inscribirse a estos entrenamientos gratuitos pueden ingresar a la web de la Dirección de Deportes del Municipio de Guayaquil o acudir a la academia y hablar con la entrenadora Ruth Torello.

Además del entrenamiento físico, las mujeres que sean parte de la instrucción recibirían charlas para elevar su autoestima e incluso clases de física para las más pequeñas.

Ximena Gilbert, quien está a cargo de la Dirección de Inclusión y organiza horarios especiales para mujeres con discapacidad, mencionó que se trata de un trabajo integral para brindar seguridad a las mujeres y que se vuelvan también personas más seguras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *