#SOSGalápagos, la etiqueta usada para exigir que la flota de barcos chinos se aleje del archipiélago

Con la etiqueta #SOSGalápagos cientos de activistas y organizaciones ambientales exigen, a través de redes sociales, que el Gobierno de Ecuador haga todo lo posible para alejar a la flota de 260 barcos pesqueros chinos que está frente de la Zona Económica Exclusiva (ZEE) del Ecuador y la Reserva Marina de Galápagos (RMG) pescando.

Los reclamos tomaron más fuerza al conocerse que el tiburón ballena Esperanza, que forma parte de un programa de rastreo satelital, dejó de transmitir su ubicación.

Si bien no hay evidencia de que el animal fue pescado por la flota china, autoridades nacionales han dicho que es demasiada coincidencia que se pierda la señal con el arribo de las embarcaciones.

El científico ecuatoriano Inty Gronneberg, reconocido por su trabajo en pro del medioambiente, aseguró que países industrializados como China han agotado sus recursos marinos en sus aguas domésticas y que ahora sus flotas deben viajar a las costas de naciones en desarrollo como Ecuador para cubrir su demanda: “Sus procesos no son sostenibles y generan afectaciones económicas y ecológicas”.

El Movimiento Animalista Nacional afirmó que los países latinoamericanos han demostrado poca o ninguna capacidad para detener “la embestida de la flota pesquera china que arrasa nuestros ecosistemas marinos”.

“Invitamos a los hermanos y hermanas de Latinoamérica a organizarnos y asumir una postura regional de defensa. Se convoca a expertos, activistas y organizaciones latinoamericanas, en temas de ambiente y animales, a generar reacción regional frente a las gigantescas flotas chinas que se encuentran en las costas de Suramérica y Centroamérica”, dijo el colectivo.

El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, en rueda de prensa, aseguró, esta mañana, que mientras la flota no viole la ZEE o la RMG, las Fuerzas Armadas del Ecuador que no puede actuar. Los barcos estarían actualmente en aguas internacionales y el país no tendría ninguna jurisdicción en ellas.

Sin embargo, aseguró que las autoridades nacionales monitorean de forma constante el desplazamiento de la flota de manera satelital y que realizan patrullajes para que no se transgreda el territorio marítimo nacional.

Jarrín lamentó que la presencia de este tipo de embarcaciones se ha vuelto frecuente frente a Galápagos, en especial en estos meses del año y el daño que esto ocasiona a las especies marinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *