Twitch, una plataforma de comunidad y nueva forma laboral.

Vivir de la creación de contenido es una meta para muchos jóvenes hoy en día. Si bien es cierto la “creación de contenido” como tal siempre ha existido, el crecimiento de las redes sociales y el mundo virtual en general ha hecho que ello llegue a tomar aún más fuerza en el internet. Actualmente, las personas buscan plataformas para demostrar y compartir con otros lo que mejor saben hacer y Twitch se ha vuelto una reconocida herramienta digital que cumple con ese fin.

Su inicio se remonta al 2007 cuando esta plataforma fue creada por Justin Kan y Emmet Shear, y su nombre era Justin.tv. En ese entonces ya contaba con varias categorías de contenido, sin embargo, la de videojuegos tuvo un crecimiento exponencial, lo que llevó a que para el 2011 Justin.tv estrenara Twitch.tv, una extensión enfocada solo en los videojuegos como deporte.

Hoy, Twitch le pertenece a Amazon y es la plataforma de e-sports mejor consolidada, teniendo como rival directo a YouTube. El live stream o transmisiones en vivo es la esencia de Twitch, ya que ese formato potencializa la interacción y unidad de lacomunidad que comparte gustos.

«De Ecuador, desde Estados Unidos para el mundo», dice la descripción del perfil de Encabear en Twitch. Carlos Encalada es ecuatoriano, tiene 24 años y desde el 2009 consume el contenido de, en ese entonces, Justin.tv. Sin embargo, no fue hasta el año pasado que se animó a realizar transmisiones en vivo. Encalada indica que él enseña cómo juega ciertos videojuegos populares como Call of Duty, Fortnite y Valorant, pero también está implementando una nueva dinámica en el canal que es hacer un show de entretenimiento con otro tipo de contenido como hacer recetas. Encabear existe desde hace más de una década y cuenta que “si bien he pensado en cambiarlo, no lo he hecho porque siento que ya es parte de mí”.

Carlos por el momento vive en Miami y estudia producción musical, pero su expectativa es “poder hacer de este hobby una profesión y ser uno de los streamers más influyentes en la plataforma”. Pero eso no es tan sencillo de conseguir y Carlos resalta que una de las estrategias que él ha visto que funciona para ganar adeptos en Twitch es atraer a los seguidores desde otras plataformas como Instagram.

Lo mismo quiere Ariel Torres (WeshAF en Twitch), un panameño de 25 años, estudiante de Psicología. A finales del 2019 tuvo que abandonar su trabajo por problemas económicos de la empresa en la que laboraba, en ese entonces hacía directos en tiempo parcial, pero al inicio del 2020 decidió dedicarse “100 % a esta profesión y no me arrepiento”. Hoy en día tiene un poco más de 5000 seguidores. Indica que “el detalle más importante es prestarle atención al chat del directo, tratar de conversar lo más posible ya que las personas van a los directos porque buscan un lugar para interactuar si no simplemente verían videos de videojuegos”. Es importante no enfocarse en cuántos están viendo, sino actuar como si fuera una gran cantidad de personas.

Pero el único atractivo de Twitch no es solo poder compartir, sino que es posible ganar dinero dedicándose a estos “pasatiempos” que terminan por ser una ocupación laboral. Aunque no es fácil y requiere de compromiso, constancia y crecimiento en seguidores. Para ganar dinero existen cuatro formas: suscriptores, donativos, publicidad y patrocinios.

La suscripción consiste en que los usuarios decidan unirse al canal de Twitch que gusten por un valor de $4,99 (en Ecuador). Sin embargo, el medio es realmente competitivo por la variedad de streamers, además de eso se suma que Twitch es una plataforma freemium, es decir, se puede gozar del contenido sin tener que aportar económicamente. Entre los beneficios de la suscripción está que las publicidades no son una molestia y que el usuario tiene la oportunidad de una conversación más directa con su streamer. Los fans y espectadores también pueden donar para el crecimiento del canal, ese valor queda a la voluntad del usuario. Con respecto a la publicidad, los canales con un número significativo de viewers cuentan con la opción de un botón para mostrar publicidad a su público y por ello ganan dinero. Finalmente, los patrocinios tratan, por ejemplo, de cuando las marcas envían juegos a los streamers para que los prueben en sus en vivos y les den una reseña.

Comunidad, entretenimiento, en vivo, conexión, dinero, diversión, eso es Twitch, una plataforma que no es nueva, pero sí es parte de una nueva tendencia laboral que cada vez toma más fuerza alrededor de la generación de contenido en las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *