Transportistas urbanos de Quito piden el alza de las tarifas a 0.38 centavos.

Transportistas urbanos de Quito salieron este lunes en caravana por las calles de la ciudad, para exigir a las autoridades municipales el alza de los pasajes.

La caravana se desplazó desde las 10:00 por diferentes puntos de las ciudad; las operadoras recorrieron por las principales avenidas: por el sur, la Av. Maldonado, la Mariscal Sucre, por el Centro Histórico, y por el norte, las avenidas, de La Prensa, la Av.6 de Diciembre y Eloy Alfaro, y el sitio de concentración fue la Av. Tarqui ubicada en el centro norte de Quito.

Durante el recorrido se pudo observar que las unidades portaban letreros que decían: “17 años sin revisión de tarifas” o “Autoridades ya basta de engaños, tarifa digna”.

Por ellos, el dirigente de la Cámara de Transporte, Luis Calvopiña, dijo que esta medida es una forma de llamar la atención a los señores concejales, porque a ellos les corresponde dar paso a este pedido, y además, ellos están conscientes de dicha alza de pasajes.

Además, Calvopiña manifestó que es imposible sobrevivir con la tarifa de 0.25 centavos, peor aún en esta emergencia sanitaria en que solo se les permite transportar al 50% del aforo de cada unidad de transporte.

Por lo tanto, el dirigente pide a las autoridades competentes que respeten los estudios que se realizaron con respecto al alza de las tarifas, que es de 0.38 centavos; además, es preciso decir que todas las provincias del país tienen una tarifa de 0.30 centavos y solo Quito está desde hace 17 años con una tarifa de 0.25 centavos.

Calvopiña dijo que esta es una medida preventiva, «estamos decididos a llegar hasta las últimas consecuencias, porque nuestros recursos ya no dan para más, los dueños de las unidades deben gastar en gasolina, mecánicos, choferes, ayudantes y operadores de las diferentes cooperativas, esto se suma las deudas bancarias que se hizo para la adquisición de nuevas unidades».

Por último, Calvopiña dice que si las autoridades no dan paso a su pedido, se verán en la necesidad de dejar de operar, pero esta decisión no es arbitraria, ni tampoco quieren irse en contra de la ciudadanía; la decisión se por falta de recursos para salir a operar, reiteró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *