Jaime Nebot: Quien gobierne y todo el país se beneficiará de la consulta popular; aquí no hay egoísmos.

Jaime Nebot confiesa que el discurso político de la noche del pasado jueves fue el más importante de su vida. A través de una transmisión en Facebook, anunció que no será candidato presidencial en la que quizás era su última oportunidad, pero declaró también que no se retirará de la política nacional y que su esfuerzo final será impulsar lo que llamó “la consulta popular de la prosperidad”.

El exalcalde de Guayaquil y líder del Partido Social Cristiano (PSC) explica los alcances de la propuesta que, según dice, no es suya ni de su agrupación política, sino de la sociedad; y que esta beneficiará al pueblo y a quien sea que finalmente gobierne.

Aquí, un resumen de su diálogo, que se realizó en la biblioteca rebosante de libros sobre Historia y Política de su residencia en la Isla Mocolí, en la vía a Samborondón, la mañana de ayer.

¿Se siente usted decepcionado o frustrado porque no pudo cerrar sus 35 años de carrera política llegando a la Presidencia de la República?

Primero, hace exactamente 24 años que vengo diciendo que no a la candidatura presidencial y no hay nadie que pueda decir que yo haya confirmado que iba a aceptarla. Segundo, para mí la política es servir y eso no pasa por tener un cargo público… Soy de los que pienso de uno tiene que irse de la vida política electoral cuando la gente quiere que se quede, no cuando la gente está rezando para que se vaya. Con el cariño y no con el odio de la gente.

Pero no me voy, he girado a otra actividad que la creo más importante que la Presidencia porque desde ahí nadie ha logrado lo que yo quiero: que el pueblo sea el protagonista directo de su destino en una consulta popular sobre cosas básicas para que venga la prosperidad y que tiene una particularidad, lo que pueblo decida en las urnas no lo podrá cambiar ni el Presidente ni la Asamblea ni los dos juntos, solo puede ser modificado en otra consulta. Y el pueblo no va desdecirse.

Me siento contento, feliz de lo que hecho y lo que haré en mi vida. Si usted hace una retrospectiva de eso 35 años de servicio la podemos dividir en dos etapas: mis rivales de mis primeras épocas están todos muertos física o políticamente; y los de ahora, pese a ser menores, se ven todos mas viejos que yo.

Usted decía que todas las encuestas serias lo ubicaban en el primer lugar de intención de voto. ¿Le afectaron de alguna manera las críticas por hechos recientes como las declaraciones que dio sobre los indígenas y el páramo, o la gestión tardía del COVID-19 en Guayaquil, o la postura del partido en relación al fallecido prefecto Carlos Luis Morales?

Cero. En encuestas de la semana pasada estoy primero en todo. Y se las muestro. Por ejemplo, en el sondeo de Click de junio, en la segunda vuelta el señor (Jaime) Nebot le gana al correísmo, al señor (Otto) Sonnenholzner, y al señor ( Guillermo) Lasso. El correísmo le gana a Sonnenholzner y a Lasso, y pierde con Nebot. El señor Sonnenholzner le gana al señor Lasso, y pierde con el correísmo y con Nebot; y el señor Lasso pierde con los tres. En la simulación de Informe Confidencial de primera vuelta está primero el señor Nebot, después el señor (Rafael) Correa, Yaku Pérez, Diana Salazar, Lasso, Fernando Villavicencio… (mostró otras dos más con similares resultados).

Ahora, guardo un alto respeto por el sector indígena del país, pero cuando alguien anuncia que va a hacer con Guayaquil lo que hizo en Quito, tengo que defender a la ciudad y así lo hice en octubre. No fue una expresión ofensiva, fue para los que venían a destruir la ciudad, y el páramos es como Costa, Sierra… no es insulto.

La pandemia me ha afectado como ecuatoriano, como humano que reacciona frente al dolor y la muerte colectiva, pero me he dedicado estos meses, y por eso postergue no la toma si no el anuncio de mi decisión, a ayudar a que haya menos muertes y enfermos.

En cuanto a Morales, la muerte de cualquier ser humano apena, más si se tata de un amigo de treinta y pico de años, pero esa amistad y esa pena de ninguna manera se contradicen con una posición férrea de defender lo ético. Y me he caracterizado por no tolerar lo que no es ético y mas aún en las personas que me rodean.

¿Qué pesó en su decisión entonces?

Pesaron tres cosas: mi gran afán de servicio, con el que me iré a la tumba; la repugnancia por la forma de hacer política en este país; y mi familia, que en 35 años no ha tenido la paz y la tranquilidad que se merece… Ahora hay otras cosas más importantes. ¿Quién ha resuelto el problema de la pobreza, el desempleo, quién nos ha llevado a la prosperidad que merecemos teniendo tantos recursos? Nadie. Ningún presidente puede llegar más allá de la mediocridad, acompañado con la Asamblea, los grupos de presión o políticos, si no se cambia toda una maraña jurídica, administrativa, económica, financiera. Y llegué a una conclusión: solo el pueblo puede salvarse a sí mismo, pasar sobre los políticos, librarse de la izquierda extrema estatista o de la derecha extrema que no tiene alma. Por eso planteamos una consulta que conlleva textos directos e impone la voluntad del pueblo con exactitud y eso no puede ser cambiado por el Presidente o la Asamblea.

¿Tal vez usted no quiso hacerse cargo del “muerto” que es este Ecuador en crisis?

Los países no se mueren, en la vida todo tiene solución…

¿Ecuador tiene solución?

Por supuesto. Y es el pueblo el que solucionará su problema… Ya hasta la muerte tiene solución. Si usted cree en Dios, y va al Cementerio General, ahí va a encontrar un letrero que dice: «Esta es la puerta a una nueva vida». Esta consulta es parte de lo que hay que hacer para resolver los problemas del país. No lo han hecho antes los políticos, porque no han podido o no han querido, porque sus intereses pesan más. No hay en esta sociedad la madurez para un pacto de esta naturaleza. Ahora el pueblo tiene que tomarse la democracia, siguiendo los procedimientos por supuesto.

¿Desde cuándo se cocina esta idea de la consulta?

En marzo del año pasado ganamos las elecciones y convertimos al PSC en la primera fuerza política, luego de que casi desaparecimos producto de nuestro propios errores. Mi discurso en la campaña fue que no creía en la izquierda o la derecha, y que mi ideología es la de la prosperidad; y la apertura, que el que piense como nosotros que se sume y venga, por eso nos llamamos «La 6 y aliados». Ahí empecé a darle forma a esto y me reuní con miles de personas, agricultores, pescadores, ganaderos, mineros, educadores, transportistas, profesionales, migrantes, alcaldes y prefectos. Mire: las elecciones no son alguien, son algo; el pueblo no vota por los candidatos , vota por sí mismo, quiere algo, y esta vez quieren que les resuelvan sus problemas económicos. A veces se equivocaron en el alguien, porque no les resolvió como lo esperaban. Ahora hay un factor distinto. Habrá un alguien pero el principal actor será el pueblo por primera vez en la historia. Y me voy a dedicar a coordinar eso.

¿Usted va a ser el coordinador del pueblo?

Sí, y nadie me puede decir nada porque he dicho que no voy a ser candidato presidencial, ni a nada, ni funcionario público, ni ahora ni nunca. Esa es mi vocación de servicio. Yo la demuestro, no la cacareo. Y le aclaro: esta no es mi consulta, o de mi partido, sino de todos los sectores sociales de Ecuador.

¿Es una enmienda o reforma constitucional, o legal lo que se propone?

Es una reforma de leyes. Es más fácil y rápido y tiene el mismo candado que una reforma constitucional. Nadie puede cambiar lo que decida el pueblo en consulta.

¿No se pueden cambiar leyes que surjan de una consulta de iniciativa popular?

No, solo pueden ser modificadas por el pueblo en otra consulta.

¿Cuántas preguntas se plantearán?

Las preguntas se tiene que dividir como la Corte Constitucional quiere para evitar que haya algún error en la forma. Por ejemplo, la agricultura, la ganadería y la pesca artesanal deben ser actividades productivas y rentables y para eso se necesitan tres cosas: crédito a largo plazo y a tasas de interés reducidas, tecnología para el desarrollo, y una política de comercialización que beneficie al agricultor y al productor y no al intermediario. Esto debería ser una sola pregunta pero la Corte va a exigir que se pongan las cosas por separado. Esto será una reforma legal que contemple sanciones porque si no será una ley de papel, y ni siquiera de papel higiénico, que para algo sirve.

La agricultura es uno de los temas. ¿Cuáles más?

Hay que acabar con esta posición de los ministros de Finanzas de no entregar en 30 días las rentas que por constitución y por ley les corresponden a los gobiernos locales a través de una sanción: la destitución, sin perjuicio de otras que pueden llegar hasta lo penal, porque cuando usted retiene el IVA de los municipios, los exportadores y universidades, para mí esta cometiendo un delito.

En minería y petróleo: debe haber un único requisito para la exploración y explotación de petróleo y minas, el uso de la tecnología de punta para cuidar el medio ambiente.

Seguridad Social: En otros países, el Seguro Social no solo beneficia al aportante con salud y pensiones dignas, sino que ese dinero, $6000 millones al año en el caso de Ecuador, está en la economía produciendo empleo a través de inversiones. Aquí no, aquí es un impuesto al salario porque el Estado ha tomado la plata. La reforma es para que el Estado no vuelve a tomar un centavo más del Seguro ni como títulos o bonos. Debe buscarse una administración con expertise profesional que de seguridad, liquidez y rentabilidad para el asegurado. Y estamos poniendo que cada mes a cada persona se le tiene que dar acceso de lo que se hace con su 20% aportado, y al que no le guste se va.

Presupuesto del Estado: debe hacerse sin déficit, los ingresos -que incluyen el financiamiento- y los egresos deben ser ser fundamentados, documentados, para saber que existen, no como ahora que se ocultan los egresos y se inventan los ingresos. Ponen miles y miles y dólares por concesiones que no han hecho, pero mejor que no ha sucedido, o que voy a conseguir $10 000 millones en el mercado internacional. ¿De dónde? Muéstreme una carta de intención de alguna banca o tenedores de bonos.

Crear condiciones de confianza para que exista seguridad jurídica y atraer inversión extranjera sin vender las empresas del Estado, que tienen que volverse rentables y que no tomen plata del Gobierno.

Que la educación, el emprendimiento y los negocios tengan un giro obligatorio a la tecnología y a la innovación.

Y estamos estudiando una reforma para que aquellos que cometan delitos atroces, como violar y matar a una niña, reciban cien años de cárcel. Eso aún no está decidido y eso le demuestra que la consulta no es mía.

¿Para eso ultimo necesitaría una reforma constitucional?

No, porque lo que está prohibido es la cadena perpetua.

Pero es lo mismo…

Ya hay penas acumulativas hasta 40 años. Esta será hasta 100. Yo le seré franco, más ahora que me siento más libre, ahora debo tener la prudencia que me imponen el cerebro y la edad, no la que impone la lógica política. Yo a un individuo que viole y mate a una menor de edad lo fusilaría

¿Cuándo entregarán el pedido a la Corte Constitucional?

Esperamos hacerlo en quince días. No más. Las preguntas son tan fáciles que deberían pronunciarse rápido; esto no es una consulta política, es social, económica, administrativa. Quien gobierne se va a beneficiar de esta consulta y se va a beneficiar al país. Aquí no hay egoísmos.

¿Y cómo van a recoger las firmas en medio de la pandemia?

La estructura de todos los que participan es tan grande, hay raíces en todas la provincias, que nos será relativamente fácil.

¿Se han puesto plazos para completar las firmas?

El menor posible. La ventaja de esta consulta es que todos quieren resolver sus problemas.

¿Esta consulta se haría con las elecciones del 2021?

No quiero mezclar esta consulta con la política electoral.

Se han hecho tantas consultas populares, ¿que tiene esta de diferente?

Se han hecho, pero mal. Hacemos consultas sin sanciones. Hacemos consultas sobre la muerte de los toros pero nunca se ha consultado sobre si quiere que le sigan robando la plata del Seguro Social. No las hacen porque no les conviene.

Usted dijo que el PSC irá con candidato presidencial propio, ya sea de sus filas o de afuera. ¿Ya tienen nombres?

En el partido hay valiosas personas, hombres y mujeres, jóvenes de los que me ha honrado ser parte de su formación y aprender de ellos . Nuestro éxito para volver a ser el primer partido fue no reclamar ese título con egoísmo. Nos llamamos «La 6 y aliados», le mensaje fue la prosperidad y el tema la apertura ¿Cómo vamos a ser abiertos hacia afuera y cerrados hacia adentro? Teneos que escoger a los mejores de dentro o de fuera. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *