Hasta en TikTok los políticos buscarán los votos en Ecuador; COVID-19 cambia la estrategia electoral para elecciones de 2021

En Facebook e Instagram construirán su tarima. WhatsApp será su parlamente. En TwitterZoom y Meet debatirán sus discursos, y los más osados utilizarán TikTok para conquistar a los más jóvenes. El desafío de los políticos ecuatorianos será manejar una campaña virtual debido a las restricciones físicas que impondrá el COVID-19.

Hoy el presidente dará su último informe a la nación, entrando a la recta final de su periodo. Tras ello toma fuerza la puja para llegar a Carondelet y a la Asamblea en 2021.

Los mítines, caravanas y recorridos puerta a puerta a los que estamos acostumbrados “evolucionarán” a los videos, posts, tuits, webinars (conferencias web) y mensajes de texto, dice Juan Sebastián Delgado, consultor colombiano en comunicación digital política.

Los candidatos y sus asesores tendrán que entender que las campañas electorales serán acciones integrales y no desorganizadas como antes, indica. “Ahora tenemos redes sociales, medios tradicionales y locales, SMS, llamadas”, dice.

Aunque advierte que la campaña no será 100 % digital ya que la penetración de internet fijo en Ecuador y Sudamérica no es alta.

En el país el porcentaje de hogares urbanos con acceso fijo al internet estuvo, el año pasado, en 37.2 %. En el sector rural llegó al 16.6 %. Sin embargo, el mayor acceso a las redes sociales se da por teléfonos móviles. En

Ecuador hay 15,6 millones de líneas celulares y 13,8 millones de usuarios con acceso a internet (móvil y fijo), según el informe Ecuador Estado Digital Enero 2020 de Formación Gerencial.

Además, hay 13,8 millones de usuarios en redes sociales. El 92 % acceden a estas plataformas través del móvil, pero el acceso no sería constante ya que la gran mayoría de líneas celulares (11,5 millones) son prepago, es decir, no tienen plan de datos fijo.

Facebook sigue siendo la red social más utilizada en el país con 12 millones de usuarios. El ecuatoriano dedica 17 minutos con 16 segundos a esta plataforma por día. Por esto, los candidatos aprovecharán los videos y las formas de mostrarlos.

“En un mitin tú ves al político, su equipo, el lenguaje no verbal y esto complementa el mensaje. Esto tocará migrarlo a lo digital. El video será fundamental. No publicar videos producidos sino informales, cercanos a lo que ciudadano hace”, dice Delgado.

Si bien realizar campañas digitales políticas no es nuevo en el país, su aceptación por parte de los candidatos subirá. Los movimientos y partidos deberán reeducarse, según Patricia Astudillo, consultora política.

Dice que las redes servirán para captar, en su gran mayoría, el voto de los 3,3 millones de millennials y de 2,7 millones de centennials habilitados para sufragar en Ecuador. Aunque advierte que la parte territorial no se eliminará.

“Antes el territorio era un 80 % y las redes el 20 % en una campaña. Quizá ahora será al revés. Pero, el territorio es importante. La gente debe ver al candidato”, afirma.

Con la pandemia, según Astudillo, el candidato deberá acercarse físicamente a zonas sin acceso a internet.

El uso de los videos en vivo o conferencias virtuales mostrará cercanía con el electorado que interacturará con el político. Además, el análisis de métricas y big data será fundamental para definir el público objetivo, target, portavoces, etc, asegura la consultora.

Los temas de campaña cambiarán. Los políticos no solo ofrecerán “pan, techo y empleo” ya que las preocupaciones de los votantes cambiaron, incluirán salud, dice.

Uso de Tiktok busca impacto en audiencias más jóvenes

WhatsApp podría comunicar de forma directa con los votantes, pero si se lo sabe manejar ya que sin el elector siente que los mensajes son invasivos los bloqueará, afirma Gissel Márquez, consultora de comunicación estratégica.

“No se trata de comprar seguidores sino de que si solo tienes mil que ellos estén contigo porque creen en tus ideas y las compartirán. Crear comunidades”, dice.

También, asegura Márquez, los políticos deberán cambiar su narrativa y conectar con el público a través de los llamados “aha moments” (clarificar la solución de un problema). Incluso, explotar redes como TikTok: “El político abraza, come, baila. Partiendo de esas premisas se usaría cada red social. TikTok te ofrece mucho insight (penetración)”, dice Márquez.

Otra carta que jugarán los candidatos es la contratación de influencers. Serán, según Astudillo, personajes respetables con credibilidad en temas ambientales o jurídicos, por ejemplo.

También tratarán de enfrentar las campañas “negras” (ejércitos de trolls que publicarán noticias falsas), indica Astudillo.

Los analistas concuerdan en que los medios tradicionales (radio televisión), que muchos los daban por extintos, tendrán un rol fundamental ya que llegarán a las clases populares que no cuentan con servicio de internet.

La radio, por su penetración, será una protagonista clave, dice Jorge Benavides, decano de la facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad UTE.

Para el catedrático los debates son necesarios. Las radios y canales de televisión deben hacerlos. Según Benavides, el Consejo Nacional Electoral debe estar a la altura de esta transformación y lograr controlar el exceso de contenidos o noticias falsas.

“La preocupación actualmente es que con el tema de la crisis económica es más difícil que existan condiciones mínimas para que la gente esté informada. Los medios tradicionales serían una opción”, dice.

Ejemplos de políticos que usan redes sociales actualmente

El presidente de las redes

Nayib Bukele, mandatario de El Salvador, es llamado el ‘presidente de las redes sociales’ debido a su fiel estilo que lo catapultó al Gobierno, empleando las plataformas digitales para anunciar medidas o dar órdenes directas a sus ministros.

Una forma de comunicación que la oposición considera una falta de respeto a los canales institucionales, pero que es aceptada por las nuevas generaciones. Ha informado por esta vía iniciativas oficiales, nombramientos, despidos y responde a los comentarios de otros usuarios.

Yunda usa ‘en vivos’

Para varios analistas de campañas electorales el alcalde de Quito, Jorge Yunda, es el político ecuatoriano que mejor ha manejado la comunicación con los ciudadanos en medio de la pandemia.

Es normal ver a Yunda iniciar videos en vivo a través de sus perfiles en redes sociales cuando está recorriendo las calles de la capital manejando su propio auto.

Además, con un megáfono va informando a las personas de las medidas preventivas que se deben tomar para frenar el COVID-19. Para la consultora Patricia Astudillo este tipo de actos lo acercan a la gente.

Twitter, aliado de Viteri

En cambio, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, emite sus comunicados primero en Twitter. Luego, usa plataformas como Facebook para ampliar sus mensajes. Además, ha utilizado Zoom para ruedas de prensa y entrevistas con diferentes periodistas.

Cuando comunicó que estaba contagiada de COVID-19 utilizó un vivo de Facebook para informar a los ciudadanos sobre la situación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *