Nuevas reglas rigen para obtener los salvoconductos.

El tráfico se volvió pesado en Guayaquil. Desde temprano, carros, motos, camiones, tráileres y hasta buses de transporte público intentaban avanzar por el Puente de la Unidad Nacional. Los seis carriles lucían repletos. Más adelante, agentes de tránsito intensificaron los controles para que se respetase la restricción vehicular, que está vigente para enfrentar la pandemia del covid-19. Con el paso de los días, no solo el Puerto Principal sino también Quito ha reportado un aumento en la carga ve­hicular. Una de las explicaciones es que los ciudadanos hacen mal uso del salvoconducto. De hecho, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, confirmó ayer 20 de abril del 2020 que a escala nacional se han emitido 2,3 millones de permisos. Esos documentos dejarán de tener validez esta semana, y se abrirá un nuevo proceso de emisión a través de portales oficiales en los que se establecerán más seguridades. Para los ciudadanos que lo tramitaron de forma particular será válido únicamente hasta mañana.

Mientras que los expedidos por medio de empresas regirán hasta este viernes. La tarde de ayer 20 de abril, el Ministerio de Gobierno informó que para reforzar los controles ahora se cruzará datos con el Ministerio de Telecomunicaciones, Registro Civil y Servicio de Rentas Internas. La idea es constatar esa base con la información que hayan ingresado los usuarios. Las personas particulares sí podrán tramitar los salvoconductos, pero para asuntos puntuales, como citas médicas. Además, tendrá vigencia solamente ciertas horas. En cambio, el documento tramitado por las empresas tendrá validez hasta que la emergencia finalice. Los trabajadores de las tiendas de supermercado, que antes no necesitaban el permiso, ahora sí deberán obtenerlo. En cambio, el personal médico, de seguridad, policías y militares no necesitarán el papel, pero deben presentar la cédula y la credencial de la empresa. La idea es parar el alto flujo vehicular. Solo del 8 al 18 de abril, 4 151 autos fueron retenidos en el país por irrespetar la restricción vehicular y el toque de queda. En Quito están inmovilizados 109 automotores. En un inicio, la Alcaldía señaló que los carros permanecerán en los patios hasta que finalice la emergencia. Sin embargo, tras una disposición del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional, desde ayer la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) comenzó a liberar los autos que hayan permanecido retenidos cinco días.

La secretaria de Gestión de Riesgos, Alexandra Ocles, contó que la medida se adoptó por la falta de certezas para conocer la fecha en que se termine la emergencia, porque los propietarios podrían necesitarlos para posibles emergencias y también para evitar el colapso de los patios de retención. Para retirar los autos hay que seguir las reglas establecidas. Por ejemplo, hoy podrán gestionarse únicamente aquellos cuyas placas terminan en 3 y 4. Las autoridades recomendaron a los usuarios llevar los documentos de identidad, licencia de conducir y la matrícula. En Quito hay nueve patios de retención con capacidad para 3 500 unidades. En el momento, cuatro ya han sido desbordados. En Guayaquil hay espacio para más carros. El gerente de la Autoridad de Tránsito, Andrés Roche, dijo que no se los liberará y que no acatarán la resolución del COE, porque hay más infractores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *