Ecuador es un país que tolera la corrupción

Los ecuatorianos sienten que la corrupción en la política es generalizada y admiten haber sido afectados por alguna forma de inmoralidad. A pesar de eso, este es el cuarto país que más tolera la corrupción en América Latina y El Caribe.

Esas son algunas de las conclusiones a las que llega el más reciente estudio del Barómetro de las Américas.

Esas son algunas de las conclusiones a las que llega el más reciente estudio del Barómetro de las Américas, titulado Cultura política de la democracia en Ecuador y en las Américas 2018/19: tomándole el pulso a la democracia.

El estudio señala que la corrupción es una manera de influir en las decisiones públicas en al menos tres niveles: elaborando políticas para favorecer a determinados grupos, aplicando normas que favorezcan a grupos o personas y facilitando la evasión de la ley.

En esa línea, la percepción de los ecuatorianos sobre quienes hacen política en el país es la de un involucramiento casi general en actos de corrupción.

El 88,1% de los encuestados cree que por lo menos la mitad de los políticos está involucrada en actos corruptos; incluso el 31,5% estima que todos son corruptos.

Percepciones sobre la corrupción política, Ecuador 2019

Políticos involucrados en corrupción (%)

Casi la mitad de los encuestados (45,7%) cree que la corrupción en Ecuador es un problema generalizado. Esta percepción, dice el documento, “podría explicarse por los casos que se han ido conociendo desde que Rafael Correa dejó el poder”.

Los escándalos de corrupción vinculados a ese Gobierno, que se han destapado durante los últimos años, han contribuido a que las percepciones de corrupción política aumenten, dice el informe.

Pero la corrupción no solo es una percepción que gira en torno a la política. El 26,6% de los encuestados para el estudio de Barómetro de las Américas asegura haber sido afectado por alguna forma de corrupción durante el último año.

Esos perjuicios incluyen la exigencia de coimas por parte de la policía, de empleados públicos o en el trabajo diario. O la obligación de un pago, por fuera de la normativa, en el caso de trámites municipales o, incluso, el pago de sobornos para recibir atención en el sistema público de salud o en el sistema educativo.

Percepciones sobre la corrupción política, Ecuador 2019

Corrupción de los funcionarios públicos (%)

Ecuador es el cuarto país de América Latina y El Caribe en el que más ciudadanos afirmaron haber sido afectados directamente por la corrupción, con un 26,6%, solo superado por Bolivia (38%), México (32,2%) y Paraguay (28,3%).

En contraste con estos países, los habitantes de Uruguay, Chile y Costa Rica son quienes menos resultan afectados por la corrupción, con un 5,9%, 6,8% y 8,3%, respectivamente.

Y para mayor contradicción, quienes fueron víctimas de corrupción son quienes más dispuestos están a tolerar las prácticas corruptas.

El estudio señala, además, que otro grupo dispuesto a tolerar la corrupción es el de quienes se consideran interesados en la política, “lo que puede ilustrar que la corrupción forma parte de la cultura política ecuatoriana”.

Tolerancia hacia la corrupción en Latinoamérica y el Caribe, 2018/19

Es justificable pagar una coima o soborno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *