Ecuador ha 20 años del proceso de dolarización

La crisis económica que vivió el país sudamericano a finales de la década de 1990 obligó al gobierno del presidente Jamil Mahuad a estudiar la medida que entró en vigencia el 9 de enero del año 2000.

Dos décadas después algunos analistas y miembros de la administración de Lenín Moreno afirman que el balance es positivo a pesar del impacto que produjo en la población durante sus inicios.

Ecuador es la única nación en Sudamérica que fijó el dólar como moneda de curso legal y obligatoria para el intercambio de bienes y servicios. Esta situación se presenta desde hace 20 años luego que la administración del presidente Jamil Mahuad estudio y llevó adelante la medida entre 1999 y enero del año 2000.

Para ese entonces la nación estaba sumergida en una profunda crisis financiera que tuvo su origen en las reformas implementadas en 1994. Estas medidas provocaron una liberación del mercado financiero y tasas de interés no reguladas con la finalidad de atraer capital extranjero, no obstante los efectos del fenómeno de “El Niño” (entre 1998 y 1999) y la caída en los precios del petróleo (principal producto de exportación) provocaron un aumento en el riesgo país a finales de la década. 

Para finales de 1999, la inestabilidad política, la corrupción y problemas fiscales generaron una situación que elevó la inflación (52,2% en 1999 y subió a 96,09% en 2000 según el Banco Mundial) y la tasa de cambio.

“Fue una medida desesperada que ahora ha generado resultados positivos pero que había tenido consecuencias negativas en la población (…) En un principio acentuó el empobrecimiento, recordemos que un 58% del país estaba en situación de pobreza, ya que la inflación no se controló de inmediato. Dos años después, con la salida de muchos ecuatorianos al extranjero buscando una mejor calidad de vida y el posterior envío de remesas, fue que se estabilizó la economía”, dijo a France 24 el doctor en Economía, Anderson Argothy.

Dos décadas después de implementarse la medida, el Gobierno ecuatoriano sostiene que la misma debe mantenerse. Otto Sonnenholzner, vicepresidente de Ecuador, señaló que en este período han sido muchos los avances positivos alcanzados en materia económica gracias al proceso de dolarización.

“¡La dolarización debemos defenderla y fortalecerla con responsabilidad! Ha significado estabilidad y garantizado certidumbre para los ecuatorianos, fue una decisión difícil pero necesaria, no fue popular en su momento pero si correcta”, escribió Sonnenholzner en un mensaje a través de la red social Twitter.

De acuerdo con el representante del ejecutivo ecuatoriano, la dolarización ha permitido un incremento en torno a los ingresos promedios de los habitantes del país. “Pasamos de 80 a casi 739 dólares mensuales” agregó el vicepresidente.

A pesar que un sector en Ecuador se ha opuesto a la medida bajo el sustento que limita las funciones del Banco Central y la competitividad del país, un cambio en materia monetaria no se ha establecido.

“Por lo menos en un corto o mediano plazo la dolarización se va a mantener (…) Sería una decisión poco aceptada por la población y podría derivar en un conflicto social”, indicó Argothy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *